cena judia 2

 

CENA DE PASCUA JUDIA

El Viernes de Dolores, como viene siendo costumbre, celebramos en la Casa de Espiritualidad, Santa María del Aramo, en Latores,  la Cena del Cordero Pascual.  Allí nos reunimos veintisiete personas, que bajo la dirección del Padre Alberto Plaza S.J. y la Madre Superiora de las Esclavas, Ángeles Mera,  pudimos rememorar la última Cena de Jesús.  En un ambiente familiar y de gran espiritualidad, una vez encendidas las velas del Candelabro, Menorah, procedimos al lavatorio de las manos, de hondo significado en esa noche.  A la vez se fueron entonando los cantos apropiados, así como las lecturas que reflejaban los relatos relativos a la salida de Egipto del pueblo judío, y la acción de gracias de los mismos por su liberación.  Uno de los momentos claves y más emotivos tuvo lugar cuando el sacerdote partió el pan ácimo y lo pasó a los comensales para ser comido. Y a continuación, se empezó a comer también el cordero pascual, junto con el haroset y las hierbas amargas. Al final de la liturgia, un grupo de servidoras colocaron el pan y el cáliz con el vino, que iban a ser consagrados, delante del sacerdote. Y así celebramos la Eucaristía y la Comunión todos los asistentes. Fue una experiencia muy gratificante, que a todos  nos dio la paz que tanto necesitamos y nos colocó en el punto de partida para esta Semana Santa. Por último, agradecer el trabajo que algunas personas, incluidas las Hermanas, la cocinera… llevaron a cabo para que todo saliera estupendamente.

                                                                                                                                                               Marita Camarero

cena judia 1