En 1877 Santa Rafaela María y su Hermana Pilar fundaron la Congregación de Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús.

Las Fundadoras y sus primeras compañeras, contemplando la realidad de la sociedad y de la Iglesia, intuyeron que el “poner a Cristo a la Adoración de los pueblos” y la educación evangelizadora, era la respuesta a las necesidades de su tiempo.

¿En dónde encontraron su fuerza?

En su descubrimiento de Jesús-Eucaristía y en la Espiritualidad de San Ignacio.

Desde ahí llegan a la conclusión de que:
– La Eucaristía, los tiempos de Adoración y las actitudes que brotan de ella son el Centro de la Vida Cristiana
– Los EE de san Ignacio son el medio privilegiado para “poner en contacto a la persona con ella misma, con los demás y con Dios”

Desde el principio la Congregación cuida de manera especial y da a conocer estos pilares de su Carisma.

Hoy existen cerca de 1200 Esclavas, en 130 comunidades y 22 países.

De Rafaela María recibimos la “herencia” de una forma de mirar el mundo con esperanza y misericordia; descubriendo en él las faltas de Vida, las necesidades de “reparación” de las “heridas”, que sólo el amor del Corazón manso y humilde de Jesús puede sanar.

Congregacion ACI

Fachada

fotos ana b 038

banner_rafaela